Dead Rising 4 – La Reseña

La franquicia Dead Rising ha logrado encontrar su espacio dentro de las exclusivas de XboxOne en gran parte por haberse arriesgado a ser un juego que lleva el género Zombie a un punto entre la comedia y los Beat em’ Up alejándose del ya habitual juego de terror y sobrevivencia.

La cuarta entrega de Dead Rising continúa con este estilo de tragicomedia y vamos a encontrar un casi siempre acertado sentido del humor, el cual sobresale entre las pocas partes dramáticas del juego.

El viejo conocido Frank West, protagonista del primer juego está de regreso pero esta vez lo encontraremos retirado y con muchos más años encima, regresando al pueblo de la primera parte del juego ya célebre por ser el sitio donde se vieron los Zombies por primera vez. Frank West esta vez estará acompañado por un grupo de nuevos personajes los cuales son irreverentes en su mayoría pero estos algunas veces no logran trasmitir el humor propio de la franquicia hasta el punto que puedo decir que este podría ser el Dead Rising menos gracioso, lo cual puede decepcionar un poco a los fans de siempre.

El juego inicia con un acertado y bien escrito prólogo que nos lleva de nuevo al centro comercial del primer título. Este es uno de los mayores aciertos del juego al convertirse en una reminiscencia del primer Dead Rising que alegrará a los fans. El centro comercial es solo una de las zonas que exploraremos en el juego, pero sin duda es la mejor gracias a la gran variedad de tiendas que proveen enormes opciones de armas de rango y corta distancia para combatir a los Zombies. No solo el centro comercial es la zona mas variada del juego, sino que es la que tiene la mejor ambientación llena de música navideña y encuentros con los sobrevivientes conocidos como “Los Psicopatas” quienes darán variedad al listado de enemigos del juego.

El primer problema que encontré en Dead Rising 4 fue el ver que las zonas adicionales al centro comercial no mantienen la consistencia y variedad de armas y vehículos de este, razón por la cual se siente un gran bajonazo en la dinámica del juego una vez se inicia la exploración en otras partes de la ciudad.

El conocido punto fuerte de Dead Rising 4 se mantiene al permitir usar básicamente cualquier objeto disponible en el ambiente como arma, esto incluye armas contundentes y de fuego habituales y las más descabelladas opciones disponibles en los escenarios. Incluso regresará la opción de crear armas combo mezclando varios objetos lo cual es un componente clave en el humor conocido del juego.Ahora bien, aunque el uso de un centenar de armas sigue siendo divertido, el motor de combate se siente un poco viejo y poco preciso, lo cual debería haber cambiado después de cuatro entregas del juego. Me hubiera gustado ver un control de combate mas variado con una mayor posibilidad de combos y movimientos como lo han logrado recientemente otros juegos de mundo abierto.

Otro resultado agridulce es el manejo de vehículos ya que aunque si es cierto que es divertido usar los diferentes tipos de coches, desde Go Karts hasta camiones para arrasar con hordas de Zombies, el manejo de los vehículos es de igual manera muy inexacto por causa de un duro y poco flexible control. Esto termina haciendo que se pierda una gran posibilidad de diversion considerando lo enorme de los escenarios y lo divertido que hubiera sido poder haber conducido en estos con un mejor control.

Hablando de los escenarios y sus habitantes, esto es de lo mejor de Dead Rising 4 frente a las previas entregas. Los lugares donde estaremos son enormes y repletos de cientos o incluso casi miles de Zombies. No exagero al decir que nos encontraremos en momentos donde veremos un mar de Zombies donde el performance del juego no se cae lo que demuestra que el apartado gráfico es el punto más alto del juego aunque continua teniendo algunas muy pequeñas fallas con la cámara.

Una de las quejas con las que no estoy de acuerdo es la de haber eliminado el cronómetro en el juego para algunas misiones ya que en mi opinión al no tener el límite de tiempo se pueden explorar con más calma los grandes escenarios y encontrar mejores armas o partes para armar las armas combo lo cual termina en un resultado más favorable en términos de diversión que el tener limite de tiempo para crear tensión ya que Dead Rising 4 es un juego que inclina la balanza más a la diversion que al terror.

Ahora, aunque defiendo la remoción del cronómetro pienso que el juego debió haber tenido una dificultad mayor, ya que durante sus aproximadamente 15 horas de duración no encontré un reto considerable ni siquiera en los jefes finales. La diversion pudo haberse incrementado sin duda al haberle dado una dificultad mayor ya fuera al daño que hacen los enemigos o al limitar el acceso a los alimentos que suben el nivel de vida.

Finalmente está el multijugador el cual sin ser ambicioso logra entregar horas de diversión al ofrecer la posibilidad de realizar misiones cooperativas cortas que tratan de remplazar la no posibilidad de tener una campaña en su totalidad cooperativa. Esto al final nos deja con un multijugador con algunos problemas técnicos de desempeño pero con la posibilidad de experimentar Dead Rising 4 con amigos por alguna horas. No esperen encontrar un multijugador que brinde muchas horas adicionales ya que después de un tiempo las misiones cooperativas empezarán a ser prácticamente las mismas.

En conclusión la fórmula del “Usa lo que quieras para matar lo que quieras” se mantiene y brinda una experiencia divertida pero con limitaciones técnicas en control y motor de combate que afectan el resultado final. Este es un juego que recomiendo comprar en lanzamiento a los fanáticos de la franquicia acostumbrados a lo bueno y lo malo de esta pero a los demás Gamers les recomiendo dejarlo en el radar para comprarlo cuando tenga un buen descuento.

Dead Rising 4 recibe un 7.5/10 y esta disponible en XboxOne y PC.

Agradecemos a Xbox Colombia por facilitarnos el código de Dead Rising 4 para la realización de esta reseña.

¡Deja tu comentario!

Comentarios

Carlos Prieto Brand
Seguidor de la tecnologia, los comics y los videojuegos desde que tiene uso de razon, busca analizar el gaming como un negocio del entretenimiento digital sin dejar de disfrutarlo como el niño que todo gamer tiene dentro.

Written by: Carlos Prieto Brand

Seguidor de la tecnologia, los comics y los videojuegos desde que tiene uso de razon, busca analizar el gaming como un negocio del entretenimiento digital sin dejar de disfrutarlo como el niño que todo gamer tiene dentro.

No comments yet.

Leave Your Reply