Nocturnal Animals – Sin esperar nada, te llevas todo

Lástima que la película no vaya a durar más allá del jueves en cartelera. Y lástima que esté en pocos teatros. Pero así es la industria del cine en Colombia.

Decidí ver Animales Nocturnos, de Tom Ford, porque una persona en cuyo criterio confío, posteóen IG que se vió la película y que le gustó. Entonces leí de Tom Ford, recordé su anterior película (Lonely Man) y listo, decidí que sería mi próxima víctima. Vi el trailer y oh drama! Es con la boba de Amy Adams (ya sé, ya sé, ya sé. Mi aversión por esta actriz es irracional), pero qué va, toca ir a verla. Siempre tengo la esperanza que me sorprenda. Y pues, lo hizo. ¡Wow! Por fin hizo un papel creíble, donde no hace cara de vómito ante cada cosa que le gusta, donde se ve con estilo y sexy (aunque vuelve y cae en el error de confundir sexy con escotes donde muestra todo, solo que esta vez, a diferecia de American Hustle, sí tenía actitud).

Pero más allá de eso, Tom Ford plantea una historia a tres tiempos donde la venganza es el trasfondo. Trata dos tipos de venganza. Una psicológica, que desemboca en algo tan simple como “seguro te arrepientes de haberme dejado, pero ya será demasiado tarde y te voy a hacerlo saber”. Y la otra, física, llena de odio, rabia, sangre y sudor.

La película explora la infelicidad, la falta de satisfacción con la vida, las relaciones poco sanas entre hijas y madres, las malas decisiones… Nos podría pasar a cualquiera. Pero por otro lado, la devoción y el amor real.

Te mantiene pegado a la pantalla, y si vas acompañado, seguro apretarás su mano, su antebrazo, o su pierna, pensando siempre en que va a pasar lo peor. Vas a sufrir, vas a querer que los malos paguen y que los buenos ganen. Vas a querer pegarle a algunos personajes y abrazar a otros.

-spoiler alert-

Impresionante la actuación de Jake Gyllenhaal, quien tiene el doble rol de ex esposo (Edward) de Susan (Amy Adams), y de esposo y padre en un libro de ficción que escribe para ella. 20 años después reaparece en a vida de ella. 20 años de tejer una historia que la trastorne lo suficiente como para sentir que se compensaría el hecho de haberlo dejado y haber abortado su hijo. Pero seguro lo que Edward no sabía es que su ex ya vivía un infierno en el que los lujos, el éxito y el dinero no eran suficientes. Y claro, un esposo materialista y muy churro, que le es evidentemente infiel.

Llama la atención que estas reflexiones, presentes a lo largo de toda la película vengan de un hombre como Tom Ford, que ha vivido toda su vida de la moda, procurando belleza en sus diseños. ¿Será esto, junto la introducción en la que mujeres obesas muestran su desnudez bailando con orgullo, un statement sobre los estándares de vida actuales? De pronto.

La historia paralela, el libro, es dramática, violenta, raya en lo demente, y lo suficientemente buena para que Susan se obsesione con su ex, cómo se conocieron y lo que pasó entre ellos. Objetivo conseguido.

Al margen de la historia, la estética de la película es maravillosa. El estilo de Susan cautiva, la casa donde viven fascina, los planos del desierto funcionan, los contrastes entre lo impoluto de la vida de rica de Susan en contraste con el sudor, el mugre y la sangre de la historia del libro, te hacen entender que quizás la mierda está en todas partes aunque se vista de Channel.

Si bien no creo que sea una película para todo el mundo, definitivamente creo que vale la pena darle una oportunidad.

¡Deja tu comentario!

Comentarios

Naty Marenco on Twitter
Naty Marenco
Comunicadora social y periodista, con especialización en mercadeo político y maestría en gobierno y políticas públicas. Aunque toda su vida la ha dedicado al sector público, escribe historias de amor y desamor, para evitar el tedio. También conocida como @state_0f_mind

Written by: Naty Marenco

Comunicadora social y periodista, con especialización en mercadeo político y maestría en gobierno y políticas públicas. Aunque toda su vida la ha dedicado al sector público, escribe historias de amor y desamor, para evitar el tedio. También conocida como @state_0f_mind

No comments yet.

Leave Your Reply