Worms W.M.D: Cuando menos es más – La reseña

Cuando empecé la reseña de Worms W.M.D. no recordaba exactamente cuándo y cuántos juegos de la popular franquicia de estrategia de artillería había jugado, lo que me llevó a escavar un poco y descubrir que han pasado 20 largos años desde que este juego vio la luz gracias al equipo desarrollador inglés Team17.

Worms es posiblemente una de las franquicias que más ha perdurado y ha logrado sobrevivir cambios importantes en la industria. Esto en parte lo ha logrado al mantenerse fiel a la sencilla fórmula de tener control de un grupo de gusanos y realizar ataques por turnos usando una gran variedad de armamento que permiten tanto estrategia como un caos incontrolable.

Durante sus entregas la franquicia ha tenido altos y bajos y la última entrega Worms W.M.D. no está exenta de esto. WMD es una nueva edición de Armageddon el juego más exitoso de la franquicia pero lastimosamente la mayoría de los cambios realizados se quedan en buenas ideas mal ejecutadas, algunas terriblemente mal.

W.M.D. es el juego con más armas y vehículos de la franquicia e incluso permite crear más durante las batallas gracias al nuevo sistema de Crafting. La idea inicialmente es llamativa pero los menús de Crafting son confusos y hacen que se pierda tiempo esencial en los turnos. Otro gran problema es que al haber incrementado radicalmente el catálogo de armas se descuidó el funcionamiento de estas. Algunas armas simplemente no funcionan como se espera, el control es inexacto, el alcance de las armas no es medible e incluso el daño varía cada ves que se utiliza.

crafting

La inteligencia artificial del juego también tiene problemas al no ser constante. Algunas veces los enemigos atacan simulando perfectamente lo que haría un jugador, otras veces son completamente tontos al punto de ayudar a ganar sin que el jugador haga algún esfuerzo y otras están por encima de la curva logrando hacer daño con armas que el jugador nunca podría utilizar de esa manera.

No se puede terminar de hablar de los desaciertos del juego sin mencionar los problemas con las voces del juego. No solamente dicen diálogos que no están al nivel del resto de humor del juego sino que se repiten una y otra vez sin parar al punto de tener que eliminar la voz en la configuración para poder concentrase en el gameplay.

Pero no todo es malo en Worms W.M.D. sus aciertos son muchos pero todos son heredados de entregas anteriores. El humor de los gusanos, movimientos, celebraciones y alto nivel de personalización hacen que el juego tenga una gran personalidad y se disfrute a pesar de sus problemas.

Como siempre el juego permite aplicar muchas estrategias para terminar cada escenario y la inclusión de objetivos adicionales hacen que queramos mejorar la estrategia para obtener los premios los cuales suelen ser objetos de personalización que le dan más variedad al apartado gráfico.

El juego luce muy bien, sus escenarios son variados y nos llevan a diferentes épocas y partes del mundo. Ya sea en el Japón feudal o en el Londres de los 70’s el juego le da un estilo propio a cada escenario motivándonos a ir desbloqueándolos todos durante el juego.

Si bien las voces del juego son estresantes su música es uno de los puntos más altos. Cada pieza musical está alienada con la época y ubicación del escenario y acompaña perfectamente lo largas que pueden ser las partidas sin aburrir. Definitivamente si se quiere disfrutar el juego se debe eliminar por completo la voz y subir todo el volumen a la música.

gameplay

La mejor experiencia del juego la brinda el multijugador sobre todo las partidas locales. La mayor gracia de Worms es crear batallas caóticas, donde por más que se aplique una estrategia, siempre hay un componente de incertidumbre y caos y esto es algo que se multiplica al jugar hasta cuatro personas.

En conclusión Worms W.M.D. es un ejemplo de que muchas veces más no es mejor. La mayoría de las nuevas características son un paso en falso que afecta el resultado final del que pudo ser un juego sobresaliente en el género por lo cual recomiendo que si quiere lo mejor que puede ofrecer esta franquicia se quede con Armageddon pero si usted es un fan fiel de esta no se quede sin jugar esta entrega.

Worms W.M.D. recibe un 7.5/10 y esta disponible en PC, XboxOne y PS4.

Esta reseña se realizó gracias a un código para Xbox One facilitado por la agencia de la desarrolladora

¡Deja tu comentario!

Comentarios

Carlos Prieto Brand
Seguidor de la tecnologia, los comics y los videojuegos desde que tiene uso de razon, busca analizar el gaming como un negocio del entretenimiento digital sin dejar de disfrutarlo como el niño que todo gamer tiene dentro.

Written by: Carlos Prieto Brand

Seguidor de la tecnologia, los comics y los videojuegos desde que tiene uso de razon, busca analizar el gaming como un negocio del entretenimiento digital sin dejar de disfrutarlo como el niño que todo gamer tiene dentro.

No comments yet.

Leave Your Reply